CADA VEZ MÁS GENTE SE ANIMA CON LOS VINOS SIN ALCOHOL.

TODO EL SABOR CON 0% ALCOHOL

Al escuchar esta frase a muchos lo primero que nos viene a la cabeza es un anuncio de cervezas, pero ¿y si te digo que hablamos de vino?

Pues sí, los vinos sin alcohol son una realidad desde hace más de 2 décadas. Empujados, quizás por el afán de cuidar de nuestra salud, la irrupción de las dietas saludables y de un estilo de vida donde las calorías cuentan, las bebidas sin alcohol ganan protagonismo. 

Los vinos sin alcohol tienen el gran reto de mantener los sabores y aromas con 0 grados de alcohol y calorías. Si partimos de la base de que un vino es condición “sin ecuanon” de bebida fermentada, es decir transformación de azucares y demás en alcohol ¿cómo hacemos un vino 0,0?

el proceso


El método principal, es partir de un vino, es decir elaboramos un vino de forma tradicional, teniendo en cuenta todos los factores que lo determinan:

  • Tipo de uva.
  • Métodos de viticultura.
  • Los suelos y ubicación de los viñedos.
  • Métodos de crianza y elaboración...


Ya tenemos el vino, ahora hay que eliminar el alcohol. La forma más habitual es un proceso mediante el cual se deconstruyen varios de sus componentes, separando los componentes aromáticos y el alcohol. Esto se hace mediante un sistema de conos rotatorios a baja temperatura.

Una vez hecho el proceso toca reconstruir y volver a integrar los aromas, sin los cuales nuestra bebida tendría poco interés. Finalizado el proceso obtenemos una bebida, sin alcohol y baja en calorías que mantiene sus aromas y sabores.

Hay que apuntar que estas técnicas están reglamentadas y amparadas por la legislación, si bien es cierto también, que el término VINO SIN ALCOHOL no es correcto, ya que cualquier líquido que no contenga más de 9% de volumen de alcohol no se le puede llamar vino. No confundir, además con el mosto, que como ya hemos visto es el zumo de uva sin fermentar y por tanto también con 0 grados de alcohol.

El camino se ha iniciado, poco a poco se posiciona como una alternativa a las bebidas sin alcohol aunque queda mucho por recorrer. Ya no hay excusa para seguir cuidándote sin renunciar a una bebida saludable y de calidad con la que acompañar cada momento de tu vida.